sábado, 27 de febrero de 2016

El Museo Néstor y el Pueblo Canario de los Hermanos Néstor y Miguel Martín Fernández de la Torre.



Paseó el caminante por el Pueblo Canario y no le gustó verlo en la soledad forzada. Recordó lo que en su vida supuso este lugar. No tuvo que apurar mucho para que fluyeran las imágenes de este rincón tan importante en su vida. 

Foto: Archivo de LA FEDAC. Comienzo de las obras.

Se vio joven. Estaba sentado en la entrada del lugar acompañando a los vendedores de cuadros, con imágenes de rincones de Gran Canaria. Los cuadros descansaban sobre las aceras que circundaban la entrada al  recinto. Se vio charlando con el tartanero que aparcado esperaba que algún visitante le dejara unos cuartos por pasearlo por Ciudad Jardín. Luego se trasladó hasta la puerta principal donde luce sobre su arco el escudo de Gran Canaria de Néstor. Allí rememoró la presencia de Dominguito el Camellero. Iba ataviado con su traje típico paseando a unos extranjeros. La camella, con su cansino desplazamiento, hacía vida en su aposento en el Parque Zoológico.

En el patio central escuchó la Rondalla Roque Nublo actuando y regalando a los presentes el conocido “Pobrecillo novio, pobre Rafael”. Y entonces, por un momento, compartió la presencia de los turistas sentados en la terraza del Bodegón animando con sus palmas el tema que llenaba de alegría el lugar.

                                                 Imagen tomada de LPAvisit.com


Además de los locales de artesanía, flores, etc., frente a la entrada al Museo Néstor, evocó como lucían las mesas de los numismáticos ofreciendo sus productos a los nativos y a los especialistas. Algunos hacían turismo expresamente a comprar o intercambiar sus piezas de colección.

Por un momento recordó y sonrió pensando como se ganaba unas pesetas ofreciendo a los extranjeros sus conocimientos de la vida y obra del genial Néstor en visitas guiadas al Museo, donde abonaba religiosamente a Carlitos el Bedel el correspondiente importe de la entrada: “Good morning, friends. Do you want a guide? Come on to admire the work of art, from the most important painter of the Canary Islands. The Poemas del Mar y de la Tierra” causes a great sensation. Do you want to verify?" 

                                               Poema del Mar (Néstor Martín Fernández de la Torre)

Allí en la vía de acceso del Hotel Santa Catalina le vino a la memoria como se paraba una guagua de turistas y su querido hermano Joselín (Pepe Nieto) guiaba a los viajeros, hablándoles de las características del recinto. Allí mismo donde su amigo Chicho (Antonio González) le firmaba el volante que demostraba ante Viajes Blandy que el guía había llevado a los turistas hasta aquel maravillosos lugar.

El caminante subió hasta las cerradas puertas de cristal que le permitieron ver lo que fue en ese tiempo el local de banquetes y encuentros nocturnos. Allí se vio subido al escenario supliendo al bajista de la orquesta americana, por mor del fallecimiento de su esposa en Estados Unidos, y que los hermanos Moncho y Toni González habían contratado para amenizar las veladas a las parejas de enamorados que acudían a pasar un rato de entretenimiento y buena música. 



Foto personal: En el escenario del Pueblo Canario (salón de actos y banquetes). Al contrabajo Carlos Juan Nieto (hermano del caminante), a la batería Rafael Rios (primo del caminante) y al piano el propio caminante. Trío Avonmiaemi.

Así fue como rememoró sus encuentros con los cerepes, amigos de toda la vida y visitantes habituales del lugar. Escuchó sus risas, revivió sus fiestas y como no, volvió a pasar lista de sus citas con las lindas visitantes.


Foto personal: Grupo de amigos de Ciudad Jardín (Los Cerepes) de fiesta en el Pueblo Canario, rememorando viejos tiempos.



Y finalmente pensó, esta nueva madrugada de insomnio, que sus visitas guiadas de escolares en la actualidad, con su Proyecto Complejo Doramas tienen mucho de vivencias  y emociones. Que todas ellas están incardinadas con una juventud  muy feliz y una actualidad llena de nostalgias por algo que disfrutó y dejó atrás en su máximo esplendor. Y que el consabido refrán: “Cualquier tiempo pasado nunca fue mejor” , debido a las vivencias y a la situación de abandono de "El Museo Néstor y el Pueblo Canario de los Hermanos Néstor y Miguel Martín Fernández de la Torre", hoy desgraciadamente no tiene sentido.  








No hay comentarios:

Publicar un comentario