jueves, 14 de enero de 2016

In memoriam de mi hermano Pepe Nieto.


Creo que será la primera y última vez que el caminante se siente a escribir en este Blog de un ser tan cercano y familiar. Por nada del mundo pensé que tendría que hacerlo y por tan triste motivo.

Ayer mi querido hermano Pepe Nieto (Joselín) inició su camino final. Hacía un largo mes que estaba ingresado y una maldita jugada del destino acabó con su apasionante paso por este mundo.

No crean que es fácil para mí hacerlo. Sé que escribo mejor para los demás que cuando tengo que hacerlo por algún motivo propio. Son las cinco de la mañana y no logro conciliar el sueño, tampoco me salen las palabras. Me cuesta hablar y mucho más cuando llevo este dolor tan fuerte clavado en el pecho. Trataré, de todas formas, de sobreponerme y hacerles llegar cuánto ha significado mi hermano mayor en mi vida.

                                                              Foto cedida por Pili González. 

Pepe Nieto fue desde niño un rebelde adorable. Se marcó como meta en la vida romper barreras y hacer de este mundo un paso de felicidad  y a la vez jugar con ella para regalarla a quienes le rodeaban. Lo veo muy joven en Ciudad Jardín hablando y tratando de convencer con sus postulados a mis padres, a sus dos hermanos, a sus amigos y a todos. Siempre tuvo el don de la palabra y sentarnos a escucharlo era una delicia. Lo mejor del caso era que si lo hacías caías envuelto en sus redes. La palabra, la comunicación, el diálogo, la mediación y la convicción eran sus armas para revolucionar. Allí estaba él siempre en el centro de todos, marcado con un aura especial de dicha, tratando de llenar los silencios de la vida. Y es que dónde estaba Pepe Nieto no había tristezas, solo estaba él y su alegría por hacer feliz a los demás.

Estudió Magisterio, fue un excelente estudiante. Sobre todo en Matemáticas era un portento. Eran los años de la llegada del turismo a Las Palmas de Gran Canaria. Como cualquier otro joven de la época tuvo sus primeros escarceos amorosos con las pandillas de las chicas de Ciudad Jardín y con las jóvenes extranjeras que llegaban a disfrutar del sol y del amor. Cuando se inició en el mundo del trabajo lo hizo de guía turístico. Ese campo profesional lo embrujó de tal manera que jamás pudo abandonarlo. Muy a pesar de la decisión de nuestros padres, rompió barreras y se marchó a Suecia. Allí en Malmö vivió el tiempo que consideró hasta aprender el idioma y perfeccionar el inglés.

Nunca me faltaron las revistas que me mandaba por correo de los grupos de rock suecos. Sabía de mi afición al mundo de la música y se encargaba de tenerme al día. Se cuidó de prepararse en su profesión y trabajó en hoteles. Alguna vez vino de vacaciones y entre sus modernas ropas que yo aprovechaba a su marcha, recuerdo haber encontrado alguna revista sueca de corazón con una foto de mi hermano acompañado con una bella mujer nórdica y con el siguiente titular: “El playboy José Nieto de vacaciones en Canarias con la modelo… “ . Yo presumía de hermano guapo y famoso. Esperaba cada día sus cartas, me sentaba en la puerta de casa en Gago Coutinho hasta las doce del mediodía que pasara el cartero. Cuando había noticias leíamos aquellos alegres folios mientras comíamos y reíamos con sus ocurrencias. Mi madre, que Dios la tenga en la gloria, siempre acababa llorando y decía lo mismo: “Tengo la sensación del que niño llegará pronto”. Pero él estaba en su camino, en la revolución que se había trazado. 

Estos días que estuvo hospitalizado recordábamos muchas anécdotas de la época y reíamos. Yo le evocaba cuando en Malmö acudía a los hoteles de lujo a bailar y daba unas coronas suecas al botones para que tres o cuatro veces en la noche pasara con un cartel localizando a Mr. Nieto a viva voz. Se trataba de reclamarle, y así llamar la atención de los presentes para que atendiera una llamada de teléfono desde Nueva York, Montreal o Río de Janeiro. En el fondo se trataba de impresionar a alguna guapa visitante que se resistía. Me decía entre risas que una vez presumió de buen cocinero ante una linda sueca y la invitó a su apartamento. Le prometió unas albóndigas al estilo canario. Las compró en un supermercado, las calentó en una olla y de guarnición le puso unas papas fritas. La noche salió redonda y la joven quedó encantada. Al día siguiente se puso malísimo y buscó la lata de las albóndigas para ver si estaban caducadas. La fecha era correcta, el error fue que era comida para gatos.  Su creatividad no tenía límites.

A la vuelta de Suecia ya se incorporó al mundo del turismo definitivamente y trabajó de director de hotel toda su vida. Aquella forma de vivir que él contaba a mí me impresionó y quise imitarle. Era mi ídolo en todos los campos. Cuando acabé Magisterio le dije de dedicarme al turismo. Mientras, cuando las cosas no me iban bien me ayudaba económicamente para tener unos cuartos en el bolsillo y gastar en lo propio. Me encontró trabajo y me sentó solemnemente en casa para darme la noticia. Él era por entonces director del Hotel Astoria (Hotinsa). Estas fueron sus palabras: “Hermano escucha atentamente lo que te voy a decir. Estudia a nuestra familia y saca conclusiones. Ni por parte de las familias de papá ni de mamá habrás visto que alguno nos deshonrara por motivos de falta de respeto ni de honradez. Jamás hagas algo que nos entristezcas. Tienes que ser honrado y buen trabajador. Haz tus tareas con seriedad y siempre da respuestas a tantas preguntas como te hagan tus superiores”. Tremenda lección que siempre tuve en cuenta.

La mayor parte de su dedicación profesional la ha pasado en el Sur de Gran Canaria. Fue un pionero del turismo en la zona. Fue Excelente del Turismo 2009 en San Bartolomé de Tirajana y Presidente de la Patronal Extrahotelera. Sus dos últimas décadas de profesión las pasó en el Aparthotel Parque Bali. Estos días de enfermedad han pasado por el Hospital muchos compañeros de profesión, amigos y autoridades. Todos ellos preocupados por sus estado de salud.  Le querían y tenían palabras exaltando su personalidad, su facilidad para el uso de la palabra y el don de la amistad. Su esposa Marion Van der Kroft, mi hermano Carlos Juan y yo nos hemos sentido reconfortados, apoyados, protegidos y queridos por sus amigos. Ellos nos han hecho estos días mucho más llevaderos.





No sé como se mide el dolor, tampoco sé cuanto puede durar. He pasado por esto mismo últimamente en muchas ocasiones. Nunca sabes como encauzarlo. Sigue siendo de noche y le pido a la luz de la madrugada que me dé un respiro. Mejor le pido a mi hermano Joselín, a quien tanto quiero y admiro, que nos reconforte y nos ayude a superar su pérdida. Que nos mande su alegría para sobrellevar este pesar pues está siendo muy duro. Gracias hermano, seguiré tus consejos y te querré hasta que nos encontremos para de nuevo escuchar anécdotas, sentir tus alegrías y reír juntos.  

19 comentarios:

  1. Precioso artículo Quino, me he emocionado y Joselín te ayudará, nunca lo dudes. Un abrazo para Carlos Juan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Toni. Un abrazo muy fuerte de toda la familia, también para los tuyos.

      Eliminar
  2. Has descrito a tu querido hermano muy fielmente, como todos los jóvenes de aquella época se nos abrió un mundo fantástico y que no queríamos de los fuera de las manos, Pepe era un volcán de ilusiones y no daba un paso atrás ni para coger fuerzas, cuando alhuien tan cercano se marcha algo se muere en nuestros corazones, sólo deseo que la inmensidad del Universo lo arrope entre sus estrellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aurelio. Muchas gracias también por tu cercanía y acompañamiento en momentos tan difíciles. Como bien dices estará en la mejor de las constelaciones, Gracias amigo.

      Eliminar
  3. Has descrito a tu querido hermano muy fielmente, como todos los jóvenes de aquella época se nos abrió un mundo fantástico y que no queríamos de los fuera de las manos, Pepe era un volcán de ilusiones y no daba un paso atrás ni para coger fuerzas, cuando alhuien tan cercano se marcha algo se muere en nuestros corazones, sólo deseo que la inmensidad del Universo lo arrope entre sus estrellas.

    ResponderEliminar
  4. Seguro que tu hermano está muy orgulloso de tí. Ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carqués, Un abrazo muy fuerte y te agradezco que siempre estés pendiente de nuestras cosas. Besos y abrazos para tu familia.

      Eliminar
  5. Seguro que tu hermano está muy orgulloso de tí. Ánimo.

    ResponderEliminar
  6. Hola!!Buenos días, soy Silvia Molina,prima segunda tuya,hija de Joaquín de Molina. Siento mucho la pérdida de Joselín, me hubiera gustado visitarlo y expresarle el cariño de nuestra familia. Un fuerte abrazo

    Gracias Silvia. Un abrazo muy fuerte. Ya contacté con tu marido. Qué bueno saber de ustedes. Te agradezco tu sentimiento. Un beso muy fuerte para todos.

    ResponderEliminar
  7. Mientras esté en tu memoria, vive contigo.

    ResponderEliminar
  8. Precioso escrito, preciosas letras hechas con mucho amor. Tu hermano al que no conocía era un verdadero crack como dicen los jóvenes. Me encantan, leyéndote las sabias palabras que te dijo para aconsejarte en tu primer trabajo.
    Las personas que has querido tanto creo que nunca te abandonan. No necesitas recordarlas siempre están en tu memoria. Un abrazo y mucho ánimo Joaquín.

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias Miguel. Me reconforta este acompañamiento en el dolor de tantos amigos, Te lo agradezco de corazón. Un abrazo muy fuerte, amigo,

    ResponderEliminar
  10. Ya sabes lo que pienso, Joaquín. Tu hermano continúa vivo en todos sus seres queridos. Sólo muere quie es olvidado. ¡Precioso homenaje! Un abrazo fuerte, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Noray. Tus palabras son un consuelo muy grande. Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  11. Después de leer tan bonito escrito dedicado a tu hermano, al cual conocí siendo muy joven, solo quiero que sepas que me uno a tus sentimientos y a los de tu hermano Juan Carlos al que recuerdo con mucho cariño, un abrazo fuerte y cargado de cariño para los dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María de los Ángeles, Un abrazo muy fuerte también para ti. Besos

      Eliminar
  12. Mirando unas fotos antiguas del parque zoológico de Las Palmas en Facebook, llegue por casualidad a su blog. Mirando sus entradas, he tropezado con esta tristeza de noticia para mí, no sabía nada, ya que llevo más de algunos años fuera de la isla. Tuve el INMMENSO placer de conocer y trabajar por dos años, con Pepe Nieto, en el complejo Parque Bali. Yo no puedo recalcar ni subrayar más fuerte, lo buena persona que era!!
    Joaquín, gracias por este escrito en honor a su hermano, es un maravilloso recuerdo a su persona.
    Un abrazo
    Manuel

    ResponderEliminar
  13. Gracias Manuel. Nos reconfortan tus palabras. Pasa el tiempo y lo seguimos sintiendo muy dentro de nosotros, ese es nuestro consuelo. Gracias y un abrazo. Te deseamos mucha salud y felicidad.

    ResponderEliminar